Un nuevo año, un nuevo desafío

Quiero iniciar deseándoles un hermoso y bendecido Año Nuevo, que cada sueño y meta que no pudimos alcanzar en el 2019 sea cumplida en el actual que apenas arranca.

Un nuevo año trae consigo una lluvia de ideas, un diluvio de optimismo y por supuesto, un vendaval de sueños. Todas estas tormentas que a veces nos preocupan, son aquellas que nos hacen ser más fuertes para poder alcanzarlas. Eso mismo sucede con nuestros hijos.

Claro que nuestros hijos son unos ángeles, una bendición, lo más hermoso y lo que más amamos en nuestras vidas, pero también son los que más canas nos sacan, los que hacen que nuestra paciencia sea casi que mínima y los que hacen de cada día un nuevo desafío.

A medida que nuestros pequeños van creciendo, va creciendo junto con ellos su energía y sus ganas de explorar se convierten en algo interminable. Su entusiasmo por conocer el mundo que los rodea es mucho más notorio y es cuando empezamos los adultos con nuestros respectivos comentarios: “siempre está jugando, no se cansa”, “ya no quiere dormir, solo correr por todos lados”, “entre más crece más hiperactivo se vuelve”. Todo es cierto, pero a la vez, todo es transitorio. Constantemente me repito que Paolo será niño una vez en la vida y debo tenerle mucha paciencia y ser su cómplice al momento de aventurarse en un mundo tan maravilloso como este.

Te puedo dar un sinfín de consejos, pero cada niño es un mundo diferente, así que quizá no te sirvan de a mucho, aunque lo haré:

  • Los niños cuando aprenden a caminar encuentran todo más interesante, por ejemplo, aman los adornos de la casa, esos que brillan y que son de valor, bueno esos. Jamás he quitado un adorno por Paolo, ha partido dos. Entonces, recomendaciones: no los quites, cámbialos a un lugar que no sea tan sencillo de alcanzar para ellos.
  • Ten mucho cuidado con las esquinas de las mesas, especialmente si tienes mesas de vidrios, consigue esquineras, son un poco más seguras que dejarlos así.
  • Si tienes demasiadas mesas o adornos en tu casa, trata de ubicarlos de manera que les des espacio para poder caminar un poco más.

Cuando ellos empiezan a explorar, es importante que estés ahí para que explores a su lado, sé su guía y su apoyo. De antemano te digo que se caerán, se golpearán, en el peor de los casos se rasparán o se fracturarán algo, lo importante es siempre mantener la calma.

La paciencia es una gran ayuda que tendrás para esta etapa. No, no es fácil, te vas a desesperar y te cansarás, pero como te digo arriba ellos serán niños una sola vez.

Mantenlos siempre distraídos, con diferentes actividades, trata de variar sus rutinas, de esta manera evitarás que se aburran y será más sencillo para ti. Paolo tiene muchos juguetes, todos son para que él explore, entre menos haga el juguete, más creatividad hay para ellos. Te recomiendo que compres tipo Montessori, son en madera y su objetivo es ayudar a tus hijos a desarrollar su creatividad. Además, son juguetes en los que tú puedes participar, enseñándoles colores, números y así.

Llévalos a parques, para que se relacionen y se familiaricen con la naturaleza, en caso de que trabajes, muy probablemente tienes un día a la semana para descansar, dedícales ese día a las salidas de tu bebé.

A medida que nuestros hijos crecen, si o si debe ir creciendo nuestra creatividad para ellos, porque necesitamos mil maneras de mantenerlos activos, mantenerlos distraídos, pero no olvides las siestas diurnas. Por muy difícil que sea, debe dormir al menos dos veces al día, aunque no lo creas, entre más siestas hagan será mejor para ellos dormir por la noche. Su cerebro está más descansado y es más sencillo conciliar el sueño.

Mariana Mejía
Escrito por:
Mariana Mejía

Mamá Bloguera.

Web →

[si_rating_review]
Visítanos en WWW.OFFCORSS.COM

Déjanos tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *