Te compartimos algunos tips para que la lonchera no sea motivo de estrés para los papás y sinónimo de aburrimiento para los niños.