Se acabaron las vacaciones

Empieza el 2019 y comienza de nuevo la rutina familiar. Despertarse a tiempo, ir al colegio o al jardín, regresar a casa, jugar, hacer tareas, alimentarse bien y dormir temprano, pueden ser actividades que para un niño parecen lejanas, tras uno o dos meses de vacaciones.

Por eso retomar las rutinas puede resultar complejo para los niños, y nuestra función como adultos es definir algunas actividades que sirvan como anclas, disponer un espacio que facilite esas actividades, ser consistentes y coherentes para que se instalen los hábitos, y ser flexibles para que no sea un proceso traumático.

Les traemos 5 ideas que pueden ayudarles a sus familias a retomar la rutina y volver a la vida cotidiana sacando lo mejor de ella:

  1. Los niños entienden, si les hablamos: Comienza por contarles que en unos días regresan al colegio o al jardín, que tú ya comenzaste a trabajar y que las vacaciones ya están llegando a su final. Cuéntales que sus cuerpos necesitan dormir un número determinado de horas, y sus barriguitas contar con nutrientes necesarios, y que en vacaciones hubo suficientes excepciones a todas las reglas.
  2. Rutinas visibles: Hagan una cartelera o tablero que les permita visualizar las actividades principales del día. Pueden separar por momentos del día como inicio del día, tarde y noche. Así los niños entenderán que antes de irse al colegio deben despertarse, desayunar, bañarse, vestirse, etc., y que en la tarde deben tomar el algo, jugar, hacer tareas, poner la mesa, comer, ropa sucia a su lugar, pijama, dientes y a dormir. Idealmente hagan ese tablero juntos de modo que ellos comprendan cada actividad y cuando la vean escrita o dibujada, sepan qué sigue.
  3. Espacios aptos: aprovecha la energía de renovación que sueñe haber en estos días, y organiza los espacios de modo que los niños sientan para qué sirve cada lugar. Pon la ropa a su altura en los closets para que ellos puedan alcanzarla, busca una mesa limpia y bien iluminada, con todos los implementos escolares necesarios para hacer tareas, y así sucesivamente con los espacios y objetos que necesitarán durante cada día para retomar el ritmo.
  4. Horarios progresivamente: Si, por ejemplo, durante dos meses de vacaciones tus hijos se durmieron después de las 10:00pm, no pretendas que la primera semana de colegio se duerman a las 7:00pm pues ni sus cuerpos ni sus mentes están preparadas para lograrlo. Puedes empezar a acortar ese horario de dormir una semana antes de volver al colegio, y cada día se duermen media hora más temprano hasta llegar al horario habitual.
  5. No desesperes: Muchos adultos están más que listos para volver a sus rutinas, pero los niños podrían vivir en vacaciones. Así que paciencia! No hay motivo para enojarse y sí hay muchas razones para que mantengas las claridades y la firmeza que le van a permitir a tus hijos retomar hábitos.

Y la clave de oro que funciona en todos los aspectos de la crianza: tú eres el adulto a cargo. Tú eres quién sabe qué es conveniente, quién mejor conoce a tus hijos, quién sabe qué metas son logrables y quién definirá finalmente la ruta para llegar a ellas. Así que enfócate en disfrutar el camino y esperamos que tengan un feliz regreso a las rutinas familiares.

Caro Hernández
Escrito por:
Caro Hernández

Bloguera y conferencista en temas de maternidad y crianza.

Web → http://amosermama.co/

[si_rating_review]
Visítanos en WWW.OFFCORSS.COM

Déjanos tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *