Organizando el cumpleaños #1

La mayoría de las mamás, cuando tenemos a nuestros bebés en brazos, se nos vienen un millón de pensamientos preciosos en los cuales imaginamos un futuro eterno a su lado… ¿Cómo será cuando lleguemos a casa?, ¿sus hermanos lo van a querer?, ¿los perros lo van a morder?, ¿cuándo dirá su primera palabra?, ¿cuándo gateará?, ¿cuándo caminará sin caer?, ¿cómo será su fiesta del primer año?, entre un mundo más de dudas. Esa, específicamente esa, ¿cómo será su fiesta del primer año? Es una de la que más da vueltas en la cabeza.

Por mi parte, empecé a organizar su cumpleaños como desde los seis meses y medio, falta un mes y todavía siento que estoy súper atrasada. Las que ya pasaron por esto probablemente se están burlando de mí diciendo “relájate, igual ese día no tendrás tiempo para nada”, “no te preocupes, todo saldrá bien”, “uff, prepárate para todo porque siempre pasa algo imprevisto”; las que no han pasado por esto porque aún les falta mucho tiempo, dirán “pero, oye aún falta mucho tiempo”, “anda, ¿desde los seis meses y medio? Mi hijo tiene ocho y aún no he empezado”, o las que están como yo, “en serio te entiendo”.

Todas tenemos la ilusión de hacer una súper fiesta de cumpleaños en la que demos todo para que ellos estén felices, pero nunca falta la persona externa que opina comentarios no positivos ni estimulantes para nosotros, algo más o menos así: “¿Para qué te vas a gastar tanto dinero si él no se va a acordar?”, “Uy no, ¿por qué de ese tema?”, “¿Para qué te estresas tanto si al fin y al cabo él no lo va a disfrutar?” Son simples comentarios que, a uno de manera mínima, lo afectan. Así como que, como consejo, sino tiene nada positivo que opinar, mejor no hacerlo.

Total, en realidad uno siempre trata de no gastar un mundo de dinero, sobre todo que no todos tenemos para eso, así que se trata de ahorrar. Pero, honestamente, hay plata en todas partes.

Para el cumpleaños de Paolo, primero me ocupé de hacer la lista de invitados, aunque es difícil porque mi familia es muy grande, traté como de incluir sólo a los más cercanos a Paolo, y entre esos se fueron casi 50 personas, claramente, traté de disminuirla aún más, porque es un cumpleaños para niños, no para adultos. Luego la lista de niños, algo sencilla de hacer.

Una vez tenía la lista hecha, venía la decisión de donde sería el evento, lo que en su inicio fue difícil, mi casa es pequeña para la cantidad de gente que deseaba invitar, más por las ideas que tenía para la fiesta, así que no era una opción. Los salones sociales me parecen una pérdida de dinero, así que la mejor alternativa es tratar de buscar una persona que viva en un conjunto o edificio con salón grande que pueda facilitarte esa parte. Así hice yo, conté con un tío que me prestó su salón. Salón solucionado, lista también. Seguí con la temática.

Charlie y los números

Paolo ama los globos, le gustan muchísimo, se queda mirándolos fijamente y trata siempre de agarrarlos, así que quería hacérselo de eso. Pero, mi hermana fue quien escogió el tema; CHARLIE Y LOS NÚMEROS. Para quienes no lo conocen, es un programa divino de BabyTv Channel. Trata sobre un niño, Charlie, que va a una fiesta de números (el uno al diez), el mismo Charlie tiene dos programas más, Charlie y el alfabeto en inglés y Charlie y las formas. Es hermoso, educativo, colorido, musical. Tiene todo. Pero, en decoración no tiene nada. ¿a qué me refiero? A que si vas a un lugar de fiestas no vas a encontrar, vasos, platos, servilletas, globos de Charlie, cómo encontrarías de Mickey o de Spiderman. Así que todo tocó hacerlo.

Luego de la temática, pasamos a la mesa de dulces, los pasabocas, las bebidas, los recreacionistas, los juegos del Baby Gym o Baby Park, las sorpresas (o recordatorios), las rifas de los juegos, la ropa que nos colocaremos. ¿Ya entienden por qué les digo que siento que estoy atrasada?

De todo lo anterior, me falta solucionar los recreacionistas, los juegos y las rifas. Y, creería que la ropa porque no me gustó lo que me hicieron.

Entonces, quiero darte consejos para que no corras y no te estreses:

  • Asegúrate que hacer la fiesta de un tema que sea común. Un tema que puedas encontrar fácilmente para la decoración y las rifas, que no te desgastes buscando por cielo, mar y tierra. Como me está pasando a mí.
  • Busca un espacio que sea muy acorde a tus invitados, el espacio ideal para las mesas y los juegos. Entre más grande sea el lugar, más dinero vas a invertir en decoración.
  • Cuando se trata de comida, te recomiendo que repartas pasabocas fríos, que no tengas que estar pendiente de las empanadas calientes, los dedos calientes, los quibbes calientes. Reparte cosas para untar, al menos tres o cuatro por mesa.
  • Cuando hablamos de los pasabocas de los niños, ellos son más sencillos para comer. Puedes darles jugos en cajas (si tu hijo los toma), galletas, cosas así.

Aquí te hago un paréntesis. Lo que le vayas a repartir a los niños invitados, asegúrate que todo eso lo coma tu hijo y antes de darle algo a los niños, debes preguntarles a sus padres si sus hijos consumen ese tipo de alimento. Lo que opté por repartir son cosas muy sencillas, galletas de arroz con quinua, compotas orgánicas, cosas muy naturales y saludables que Paolo adora comer.

  • Busca recreacionistas que no sean vulgares, que sean divertidos y creativos. En lo personal, me gusta más cuando son mujeres porque siento que se llevan mejor con los niños, siento que tienen mayor afinidad. Pero, es cuestión mía, tú debes ir probando.
  • Trata de conseguir un Baby Park o lleva juegos que le sean familiares a tu hijo, así descansas un poco porque mantienen a los niños ocupados jugando mientras puedes sentarte un rato a conversar.
  • Al momento de escoger las sorpresas, asegúrate de dar algo que sea práctico, algo que vayan a usar, que sea funcional. Un termo, una lonchera, una tula, libros para colorear, cojines, algo que tú usarías.
  • Cuando escojas la ropa que usarán, busca algo para ti que sea cómodo, ten presente que en algún momento tendrás que estar en el suelo, deberás agacharte y hacer cosas que con un vestido o una falda probablemente no sean fáciles. Para tu hijo, búscale algo cómodo también, estará jugando todo el tiempo y no querrás que esté fastidiado con su ropa. Si piensas en un jeans o jogger, te aconsejo los de OFFCORSS, son muy cómodos para ellos, su tela es súper suave, Paolo los adora.

Seguramente hacen falta más detalles, pero con eso creo que cubro lo básico. Recuerda que es el primer año de tu bebé y estás celebrando su vida y cómo cambió la tuya, así que trata en lo posible (sé que no es fácil) de no sobre estresarte, porque al final es algo que no te ayudará en nada.

Diviértete organizando, planeando, armando todo.

Diviértete celebrando la vida del amor de tu vida.

 

Descubre en nuestras tiendas y tienda online offcorss.com los looks más cool para sus fiestas.

Mariana Mejía
Escrito por:
Mariana Mejía

Mamá Bloguera.

Web →

[si_rating_review]
Visítanos en WWW.OFFCORSS.COM

Déjanos tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *