Llegaron las vacaciones: y con ellas el desorden de nuestros hijos. ¿Qué hacer y qué no hacer para evitarlo?

Llegó junio y con él las anheladas vacaciones para nuestros hijos, en algunos casos también para nosotros sus padres. Pero a veces por cuestiones laborales nos queda complicado salir en esta fecha de viaje, así que no sabemos qué hacer con ellos en casa mientras nosotros seguimos la rutina diaria; nos desesperamos por encontrar que ponerlos a hacer en estos días, buscamos cursos vacacionales o, simplemente los dejamos en casa al cuidado de un familiar o en compañía de las empleadas del servicio doméstico.

¡No te estreses! Si no lograste tener días de descanso para poder viajar junto a tus hijos, la mejor opción será charlar con ellos en casa y mirar que actividades pueden agendar en familia los fines de semana, preguntarles si quieren realizar algunas clases en cursos vacacionales, organizar tiempos donde puedas llegar a compartir con ellos momentos agradables de esparcimiento, ¡pero nunca dejes de lado unas cuantas tareas en casa para que sigan con ciertas normas y no los acostumbremos a que vacaciones equivale a 100% libertad y desorden!

Los extremos son malos, no podemos tampoco cohibirles cosas como dormir tarde de vez en cuando, excederse de ver tv o jugar en el conjunto con sus amigos y en los casos de niños más pequeños, como es mi caso, aún es más importante que no bajemos la guardia con la disciplina, ya que podemos retroceder en todo su proceso de aprendizaje y podemos llegar a “malcriarlos” en este lapso de vacaciones, dejándolos hacer desorden, dejarlos pegados al tv largas horas, dormir y comer dulces en los momentos que ellos quieran, etc.

Es bueno que ellos disfruten estas vacaciones, pero siempre y cuando sigan cierto patrón de disciplina. En casa podemos sentarnos con ellos y establecer horarios de sueño, de juegos, salidas y momentos para que nos colaboren en casa con el orden y el aseo, pedirles que tiendan su cama todos los días, que organicen su cuarto y que laven sus platos será una buena alternativa para continuar con la disciplina aún cuando están en vacaciones.

Para los más pequeños como Sophie que tiene dos años y medio, logramos sacar unos días para llevarla a la playa y decidimos que sería muy provechoso que tomara cursos vacacionales en natación y equitación. No podemos dejar de lado, como les nombraba anteriormente, las rutinas de disciplina en casa y tampoco el proceso de aprendizaje y desarrollo que llevan en el jardín y por supuesto es aún más importante que podamos compartir más tiempo con ellos.

Ángela Gordón Pardo
Escrito por:
Ángela Gordón Pardo

Digital influencer, mercadóloga, bloguera y youtuber.
Mamá de Sophie y esposa de Juan Daniel Roa – Futbolista Profesional

Web →

[si_rating_review]
Visítanos en WWW.OFFCORSS.COM

Déjanos tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *